Kuzu Blanco Ecológico Terrasana

Kuzu Blanco Ecológico Terrasana

8,45 €

Añadir al carrito

El kuzu ha sido usado desde tiempos inmemorables como alimento pero también como medicina. En la Medicina Tradicional China se utiliza para reducir la fiebre, para controlar las diarreas, reforzar las mucosas, reconstruir la flora y para el resfriado, para reducir el estrés o contra el insomnio.

Más información y detalles abajo

Más detalles

Añadir a la lista de deseos


El kudzu, o kuzu, japonés proviene del almidón de una planta fibrosa (Pueraria lobata) con hojas en forma de corazón, grandes raíces y con una longitud de 1 a 2 metros y un peso entre 90 y 180 kilos.

El kuzu es originario de China y Japón, apenas ha sufrido variación en su estructura química a lo largo de los siglos, esto es destacable ya que en occidente la mayoría de plantas medicinales o alimentarias han sufrido alteraciones en su composición bien por los métodos agrícolas, bien por la manipulación genética, muchas veces en detrimento de sus propiedades medicinales o nutritivas.

Se utiliza la raíz de la pueraria lobata con fines medicinales porque en ella se encuentra la mayor parte de los principios activos de la planta. Esta raíz puede llegar a medir dos metros de longitud, y es parecida a la yuca, pero de mucho mayor tamaño.

El kuzu auténtico se elabora por un proceso totalmente artesanal de lavado y secado al aire libre de la raíz de la pueraria, lo que lleva varios meses. La recolección de kudzu es una tarea muy dura. La excavación de las raíces se produce entre diciembre y abril y se realiza con una pala. Este trabajo agotador requiere mucha mano de obra. Después de cosechar el kudzu se enjuaga usando técnicas japonesas y procesos naturales, de forma manual. Se corta cada raíz con la mano y es enrollada en forma de fibras, son remojadas y enjuagadas. La pasta espesa, de color marrón que se forma se filtra y se lava varias veces en agua fría hasta dar un almidón blanco puro. A partir de entonces, este almidón se seca, es picado en trozos pequeños y envasado.

Como prueba de su pureza y buena calidad no debe llevar ningún ingrediente ajeno a la planta y debe ser muy blanco. El kudzu gris está sin lavar, sin filtrar. El kudzu blanco es más potente y neutro en sabor.

Para aplicaciones gastrointestinales es mucho más conveniente tomarlo en polvo que no en pastillas o comprimidos.

El kuzu destaca por su contenido en aceites esenciales y flavonoides (isoflavonas). La daidzeína (uno de sus flavonoides) tiene propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas.

Las aplicaciones terapéuticas del kuzu están basadas en la medicina tradicional china, donde se considera una de las 50 plantas fundamentales y se utiliza para tratar múltiples afecciones, desde problemas gástricos hasta insuficiencias cardíacas. En la medicina tradicional china el kuzu se asocia con los meridianos del bazo y estómago y se utiliza para reducir la fiebre, para controlar las diarreas, reconstruir la flora y para disminuir la presión arterial. Para ayudar al hígado, haciendo mejorar condiciones como dolor articular, hepatitis, cirrosis y alcoholismo Para desinflamar los intestinos y mejorar así los síntomas que pueda provocar dicha inflamación: diarreas, colitis, tifus, enfermedad de Crown, etc. Para los problemas de pulmón cuyo origen es la debilidad en el intestino grueso, algunos casos de asma y bronquitis También es considerado un buen tratamiento de la diabetes, ya que ayuda a controlar y disminuir los niveles de azúcar en sangre. Tiene efectos vasodilatadores, sobre todo a nivel coronario (corazón) y cerebral, es decir, aumenta el caudal de sangre ya que dilata los capilares, por lo que alivia los dolores de cabeza, previene cardiopatías y la hipertensión arterial. Ayuda en las funciones hepáticas, por lo que tiene efectos beneficiosos en tratamientos o dietas desintoxicantes, por ejemplo después de un tratamiento farmacológico o para tratar el alcoholismo (reduce los síntomas de la abstinencia)

Aplicaciones terapéuticas:

  • Probiótico: Regeneración de la flora intestinal después de diarrea aguda o toma de antibióticos por ejemplo
  • Regula el tránsito en caso de diarrea o estreñimiento
  • Favorece la transpiración (en caso de fiebre)
  • Relaja el sistema nervioso parasimpático (involuntario)
  • Vértigo
  • Resaca
  • Diabetes
  • Procesos inflamatorios
  • Procesos infecciosos
  • Activa la circulación sanguínea
  • Previene problemas derivados de la hipertensión
  • Dolor de cabeza
  • Distrofia muscular
  • Dolor de cuello o espalda (por gripe por ejemplo)
  • Tratamiento de adicciones a tóxicos (drogas, alcohol, tabaco)

Uso en la cocina:

Es un espesante vegetal, no afecta el sabor del plato.
Es apto para su uso en platos amargos.
En la cocina puede emplearse como espesante en sustitución de otras harinas para elaborar salsas, sopas, purés, puddings, rellenos de tartas y para añadir al aderezo de las ensaladas, ya que su sabor combina bien con cualquier alimento.
Además es ecológico por lo que conserva el total de sus propiedades y cuenta con el auténtico sabor del kuzu.
Si se va a utilizar para confeccionar algún plato, el polvo de la raíz de Kuzu ha de ser previamente disuelto en un poco de agua (1 cucharadita en una tacita de agua), después se hierve durante 5 minutos para que adquiera una consistencia gelatinosa y transparente. Debido a su alto precio el uso suele ser medicinal.

Usos medicinales:

  • En primer lugar disolvemos una cucharadita de kuzu en un vaso de agua. Después lo ponemos a calentar sin dejar de mover. Cuando el agua pasa de blanca a transparente ya lo tenemos listo. Dejamos enfriar unos momentos y tomamos caliente.
  • Podemos elaborarlo con agua o bien con zumo de manzana si lo queremos dulce. En caso de quererlo con un punto salado podemos añadirle unas gotas de shoyu, o incluso un poquito de pasta de umeboshi.

Ume-sho kuzu:

Indicado para alergias, anemia, piel atópica, colitis, diarrea, diabetes, fatiga y otros desórdenes. Michio Kushi y Alex Jack afirman que “esta bebida fortalece la sangre, promueve la buena digestión y devuelve la energía”. Dan las siguientes instrucciones para su elaboración:

  1. Disuelve una cucharadita de kuzu en 2-3 cucharadas de agua.
  2. Añade al kuzu disuelto 1 vaso de agua Pon a hervir el agua con kuzu.
  3. Mueve constantemente hasta que el agua sea transparente
  4. Añade media ciruela de umeboshi o media cucharadita de pasta umeboshi.
  5. Baja el fuego al mínimo
  6. Añade varias gotas de shoyu y mueve suavemente
  7. Hierve 2-3 minutos a fuego lento y sirve.
  8. Tómalo mientras aún esté caliente

Atención:

El kuzu tiene propiedades vasodilatadoras, por eso se debe tener precaución al tomarlo junto con un tratamiento con otros vasodilatadores u otros anticoagulantes, ya que puede potenciar en exceso su propiedad y llegar a producir hemorragia.


En el mercado actual existe kuzu auténtico y otros sucedáneos basados en arruruz con otros ingredientes.El sucedáneo es mucho más barato y que se utiliza como espesante en la cocina. No es lo mismo y no tiene las mismas propiedades terapéuticas que el kuzu.

Marca: Terrasana

Ingredientes: almidón de las raíces Kuzu (Pueraria lobata) de cultivo biológico.

Origen: Japón

Presentación: Bote de cristal de 125 g.

Alérgenos:

  • Sin leche ni lactosa  Sin huevo  Sin soja Sin gluten Sin carne Sin pescado, mariscos, moluscos
  • Sin maíz, cacao, legumbres, nueces, maní, sésamo Sin glutamatomonoxódico, dióxido de azufre y sulfitos
  • Sin cilantro, apio, zanahoria, lupino, mostaza

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Kuzu Blanco Ecológico Terrasana

Kuzu Blanco Ecológico Terrasana

El kuzu ha sido usado desde tiempos inmemorables como alimento pero también como medicina. En la Medicina Tradicional China se utiliza para reducir la fiebre, para controlar las diarreas, reforzar las mucosas, reconstruir la flora y para el resfriado, para reducir el estrés o contra el insomnio.

Más información y detalles abajo

Escribe tu opinión